La tasa de fraude al seguro en España cae por primera vez en diez años y se sitúa en el 1,9%

La tasa de fraude al seguro en España cayó en 2021 al 1,91%. Se trata del primer descenso en una década. Esta es una de las principales conclusiones del IX Mapa AXA del fraude en España, un análisis exhaustivo que permite tomar un pulso tanto cuantitativo como cualitativo a un delito, en ocasiones, socialmente tolerado. Pese a la caída, la tasa es el doble que la de hace una década. Durante el año 2021 AXA España evitó pagos indemnizatorios fraudulentos en todos sus ramos –Vida y No Vida, Particulares y Empresas– por un importe total de más de 71 millones de euros, lo que supone un incremento del 6% con respecto al año anterior.

Actualmente, tanto la sofisticación en el uso de datos (Smart Data) como la automatización robótica de los procesos (RPA, Robotic Process Automation) están permitiendo ser mucho más eficaz en la lucha contra el fraude. Sin embargo, el sector se enfrente a un gran desafío, como es el cambio en el patrón de comportamiento de personas (nuevas formas y frecuencia de movilidad, nuevos espacios de trabajo derivados del confinamiento, etc.) y de las empresas; lo que lleva aparejado un cambio de los riesgos a los que se exponen, y de la siniestralidad.
El seguro de Auto continúa siendo el área de negocio que concentra el mayor porcentaje de fraude al seguro, con más de la mitad de los casos (51%). Cabe destacar que en 2021, presumiblemente como consecuencia del levantamiento de las restricciones de circulación vividas durante los peores momentos de pandemia, los casos de fraude en Auto aumentaron casi un 8% respecto al mismo periodo del año anterior. En todo caso, en los últimos años se ha reducido significativamente. En 2012 siete de cada diez siniestros fraudulentos se producían en este ramo, sin embargo el porcentaje ha ido reduciéndose paulatinamente, y de manera muy significativa en los últimos años, como consecuencia de la reforma del Baremo de lesionados, que hace menos atractiva la coartada del coche para defraudar al seguro, y de nuevas técnicas de detección.