EL MARCO INCOMPARABLE

Cantabria, el marco incomparable como hace años recogía mi buen amigo y gran periodista Manuel Ángel Castañeda, en su libro, haciendo mención de que nos quedamos en el paisaje inigualable, pero la industria y el progreso se va para otras zonas.

Cantabria, será la ultima Comunidad del Cantábrico que tendrá la alta velocidad y sólo si algún día se llega a realizar hasta Reinosa, posiblemente con un poco de suerte lo verán nuestro nietos.

No importa, porque somos “infinitos” y por lo tanto no lo necesitamos y encima aplaudimos en los Presupuestos Generales del Estado como se da dinero y más dinero a la comunidad del País Vasco, nuestro competidor.

Pero claro, para nuestro Gobierno Regional, no es políticamente correcto meterse con un partido “saca dinero” a costa  de los más débiles, como es el PNV y tampoco con el señor Sánchez,  que “mima” todo lo que sea del País Vasco para tener sus votos.

Mucho pose, mucha Cantabria, mucho folklore y mucho “rollo” y así pasan los días, los años y nuestro jóvenes se marchan a Madrid o a Londres y a otras capitales de Europa, todo muy bonito y muy lúdico, pero eso si la “casta” política a derecha e izquierda se entretiene mucho, hablando de proyectos eternos que cuando llegan ya es tarde y no sirven de nada, me pregunto, como es posible que se compre por parte de muchos ciudadanos, “una mercancía tan averiada”.