DESPUÉS DE SÁNCHEZ

Hay que ir pensando en la España que quedará después de que el señor Sánchez deje el Gobierno.

Será un España “arrasada” económicamente, con un deuda sobre el PIB de más de 130 por ciento, con sectores arruinados y con una sociedad tensionada y dividida, mientras el separatismo seguirá cabalgando a lomos de la ilegalidad.

A partir de la llegada de un nuevo Gobierno al poder, los sindicatos tan silenciosos y desaparecidos hoy, se activarán y comenzaran a realizar demandas, muchas de ellas imposibles de atender y crearan un clima social insoportable.

Mientras, una parte de los medios de comunicación muy influyentes, empezaran a preguntar al Gobierno: ¿Que hay de lo nuestro?, y así seguiremos en esta “locura” llamada España.

Sólo un Gobierno con fuertes principios, dispuesto a inmolarse y a realizar reformas de “gran calado”, se puede cambiar esta dinámica tan preocupante para el bienestar de los españoles.

Hace falta tener ideas claras, valentía a “chorros” para parar esta deriva de años.

En definitiva, hace falta cirugía extrema, no sirven las meras reformas.             

gervasioportilla.es