TRES NOMBRES PROPIOS EN LA UIMP 2021

A la resurrección, controlada tras la pandemia, de los Cursos de Verano de la UIMP, tenemos que destacar tres nombres paralelos las actividades académicas.
La Magdalena será testigo de los galardones, a tres personas, que han destacado en el mundo de la cultura, Paloma O´Shea, Doctora Honoris Causa; José María Pou, Premio “La Barraca” y Gracia Querejeta, Premio Cinematografía. Tres personas imprescindibles en el panorama español del mecenazgo, la escena y el cine.
Paloma O´Shea, una vasca de origen irlandés, santanderina de adopción, esposa y madre, de quienes han presidido y preside el Banco Santander. Sin olvidar que ha sido suegra de un mito cántabro, el golfista, Seve Ballesteros.
Se dedicó en un principio a la educación de sus hijos, pero una vez encarrilados, despertó su pasión y profesionalidad, en torno a la música. Creando el Concurso Internacional de Piano, que llevaba su nombre y ahora se denomina de Santander.
Sin duda su gran obra, es la Fundación Isaac Albéniz, que dio paso al Conservatorio Superior de Música Reina Sofía, organizadores en los julio santanderinos de los, “Encuentros de Música y Academia”, ampliado sus tentáculos artísticos, por los marcos históricos de la comunidad cántabra.
Toda esta ingente actividad musical, conocida en el mundo entero, tiene como uno de sus colaboradores a la UIMP. Por ello se la concede el título de Doctora Honoris Causa
José María Pou, es hoy en día el actor español de teatro más admirado. Su categoría ha hecho que sus personajes, salvo los muy clásicos, lógicamente, tengan brillo propio en la historia de la escena. Sin ningún género de dudas, se le considera el Laurence Olivier, español.
El actor catalán de Mollet del Bessos, figura del cine, teatro, televisión y radio, también director de escena, es de nuevo galardonado por la Menéndez Pelayo. En esta ocasión con el premio “La Barraca”. Un honor que le va como anillo al dedo. Pou, al igual que García Lorca, fundador de la compañía que lleva el nombre del premio, es un enamorado de la cultura popular. Nada encasillado y un gran aficionado a la comedia musical, incluso a la música en general.
Distinguir con el Premio de Cinematografía de la UIMP a una directora como, Gracia Querejeta, no solo trasciende a la persona; lo hace al Cine Español. A una saga iniciada por su padre el productor Elías Querejeta, que hizo posible el mejor cine nacional. Premiado en los principales festivales internacionales; y lanzo a los mejores creadores. Una vez desaparecido, Luis Buñuel.
Ahora Gracia, guionista y directora iniciada en la publicidad y el cortometraje, tiene títulos que atesoran premios como “Siete Mesas de Billar Francés”, Quince Año y un Día” o “Invisibles”, por citar tres títulos.
Tres nombres, para el mejor cuadro de honor el de la Universidad Internacional, “Menéndez Peleyo”.