PALCO TRES DESPIERTA LA PASIÓN TEATRAL CON EL ESTRENO DE UNA VERSIÓN DE “VARIACIONES ENIGMÁTICAS” DE ERIC – ENMANUEL SCHMITT

Tres profesionales cántabros del teatro, Román Calleja, director; Alberto Iglesias, adaptador e intérprete y Juan Calzada, productor ejecutivo; junto al gran característico del teatro español, Juan Gea ponen en escena con carácter de estreno, la obra, “Variaciones Enigmáticas” de Eric- Enmanuel Schmitt.
Una adaptación muy personal a cargo de Iglesias, de los pocos autores que mantienen en España el teatro de texto. Un reto difícil para dirección e intérpretes. Llega al escenario de la Sala Argenta, precedida de sus estrenos mundiales, a cargo de actores como Alain Delon, el primero en representarla o Donald Sutherland y Mario Adorf.
Schmitt es posiblemente el autor galo más importante de la actualidad. De preparación filosófica (Ha sido profesor de la materia), coloca al espectador ante las entrañas de un argumento de amor o desamor, según se mire. Es la historia de un personaje real, el Premio Nobel de Literatura, Abel Znorko, recluido por propia voluntad, en una isla del Norte de Europa. Donde vive una existencia, que se entrelaza, espiritualmente, con “Las Variaciones Enigma” de Edward Elgar.
Mientras el escritor vive su amor a distancia, Erik Larsen un joven periodista, deseoso de entrevistarle, aprovecha la publicación del libro, “Amor Inconfesable” (Sirve de subtitulo de la obra) para vivir un encuentro, que supone todo un duelo dialectico. Cuyos términos y fuerza, tal parece el retrato de dos púgiles, en el cuadrilátero de los sentimientos y de los enigmas. Unos enigmas, que enriquecen la trama argumental, empleando el suspense y el elemento sorpresa. Para el autor lo que debe ser el teatro.
Ha sido un acierto, que el Palacio de Festivales haya programado este estreno, en el 30 aniversario de su inauguración.
Juan Calzada fue su primer director. Miembro de una saga familiar, de empresarios de cine y teatro (Teatro Pereda, Coliseum, Gran Cinema y otras salas). Román Calleja quien fuera su adjunto; reconocido director teatral y operístico; principal promotor de la Escuela de Arte Dramático. De la que salieron Eduardo Noriega, Marta Hazas, Ruth Diaz, entre otros, como, Alberto Iglesias, actor dramaturgo y director y protagonista de esta función. Así como el que fuera profesor titular, Ricardo Moya, colaborador en este montaje.
Con estas representaciones, el Palacio de Festivales rinde homenaje a sus pioneros. Larga vida para el teatro, con sabor a bahía y salitre y a la producción de nuestros artistas.