LA PANDEMIA HACE PELIGRAR LA SUPERVIVENCIA DE LAS SALAS DE CINE

Por machaconería informativa sabemos y nos duele, el calvario, por el  que está pasando la hostelería. Menos publicitada la cultura, sufre lo indecible y en muchos casos, empresas del sector, están cerrando o desapareciendo. Incluso algunos ayuntamientos que conozco, como el nuestro de Santander, a causa de presiones políticas de algún partido del pleno; obligan, aprovechándose de los problemas económicos, a la reducción de las partidas presupuestarias a las ayudas al sector.

El cine no es ajeno  a eta situación. El cierre de las grandes áreas comerciales y las reducciones de aforo en otros, origina el cierre temporal. Sin embargo, no es el principal problema, al menos de momento.

La grave situación del cine, responde también, a otros conceptos. Todos, eso sí, agravados por el Covid. La respuesta, tras el confinamiento, no fue del todo mala. Pero semana tras semana, la asistencia iba bajando. Tan es así, que las enormes reducciones de aforo, para mayor seguridad, eran casi innecesarias. Ya que iba menos publico del permitido.

Para mí la respuesta y eso es lo grave, para el sector de la exhibición, nos retrata a un espectador en su casa, ante las plataformas de pago, incluidas las especializadas en cine y series, como Netflix, HBO, Amazon, entre otras. De las que se está, con tanto confinamiento, obligado no, haciéndose ferviente seguidor. Ello les lleva, dado la técnica  avanzada de los medios audiovisuales actuales, a olvidarse del embrujo de la gran pantalla.

Es de esperar que cuando se vuelva a la normalidad, normalidad. Las salas de cine recuperen espectadores. ¿Pero serán suficientes? Para mantener los negocios. Ese es el dilema.

Permítanme una posdata. Muchos pensaran y las palomitas y otros enseres alimenticios. Pues miren ustedes, ahora los ambigús son los super. Los consumidores  se los llevan a casa. Dando buena cuenta de ellos, viendo películas y series recientes y lo que es más espectacular, estrenos que nunca se verán en los cines. “Roma”, El Irlandés” que han pasado por los Oscar. Y por ejemplo recordaran “La Trilogía del Baztán”, dos películas, las vimos en los cines. La tercera y la resolución al enigma, por la pandemia, la he visto en una plataforma de las citadas.