Los fondos europeos y recuperar la construcción en Cantabria

Que al acabar un año, los constructores cántabros hagan un balance negativo del sector (tanto por la dilatación de la crisis, como por la falta de obra pública), ya no es tanta noticia, aunque el interés siempre está en sus recomendaciones sobre cómo recuperar e impulsar a la región. La pandemia del Covid ha generado un delicado panorama económico, donde demasiados empleos penden de un hilo, y el término  reconstrucción que utiliza la UE para reaccionar, es coincidente con la tarea de posibilitar nuevas obras, crear mejores infraestructuras, y dar así trabajo a un sector que en otros tiempos fue, junto al turismo, la gran riqueza para este país.

No es extraño pues que la Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria vea una oportunidad en los fondos europeos que empezarán a llegar  en este 2021, previa presentación de proyectos concretos por parte de las  comunidades autónomas (102 ha diseñado Cantabria). Invertir en futuro es construir en todos los frentes, desde nuevas comunicaciones a polígonos industriales, pasando por edificar los proyectos de la política regional que tienen que ver con la sanidad, la educación, la cultura y los servicios públicos.

Mientras Bruselas pide proyectos, España no puede permitirse ser  un país excesivamente burocrático. Cabe esperar que la transformación digital genere cambios en este sentido. Constructores y promotores reiteran la necesidad de agilizar lo que se conoce como el papeleo. Resulta una justa reivindicación que viene bien a todos los sectores productivos. Emprender, innovar, edificar, requiere de encontrar facilidades en las gestiones que haya que hacer frente a la Administración. Es algo que también se plantean quienes dirigen estas administraciones, aunque aún quedan reformas pendientes. Por el empleo de tantos trabajadores que forman parte del sector de la construcción, hay que esperar que Cantabria salga agraciada con el reparto del dinero fresco que suponen los fondos europeos de reconstrucción. La región se juega mucho, y es un tren que no podemos perder, por lo que puede suponer de nueva y necesaria obra pública que beneficie a los diferentes sectores económicos, no solo a la construcción, y con ello a los ciudadanos.

 

Foto: Gervasio Pinta, presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria (ACP).