Cáritas Diocesana de Santander se une a la campaña de Personas sin Hogar «No tener casa mata»