Algunos de los brotes que se están dando en Cantabria son absolutamente evitables y prevenibles