El consejero de Sanidad afirmó que el conflicto del sector del ocio nocturno ha sido innecesario