La despedida de los padres franciscanos de la parroquia de Santa María de los Ángeles en la capital