CUANDO DIVIDIR ES UN CAMINO EQUIVOCADO

 

 

Recoge el digital Vozpopuli, que supuestamente el Presidente del Gobierno, afeo la asistencia de los Reyes al Funeral por la victimas del Covid-19, organizado en la Catedral de La Almudena por la Conferencia Episcopal, con la asistencia de otras confesiones religiosas, las presidentas del Congreso y del Senado la Vicepresidenta Primera y la Presidenta de la Comunidad de Madrid y el Alcalde de la capital, así como otras autoridades civiles y militares.

En la información que ha publicado Vozpopuli, se recoge el malestar del Presidente del Gobierno, por haber quedado mal, al no asistir al acto.

Si esto fuera como recoge Vozpopuli, seria de suma gravedad, porque dejaría muy claro la falta de respeto a la inmensa mayoría del pueblo español, que se declara católico y la falta también de respeto a las víctimas y sus familiares.

En cualquier caso, la falta de empatía de este Gobierno hacia una parte del pueblo español, empieza a ser muy preocupante, incluso, es tema para un análisis más detenido.

No se puede gobernar enfrentando a los españoles, haciendo continuamente diferencias y creando artificialmente crispación en la sociedad, escondiendo así carencias en la gestión y falta de generosidad a la hora de abordar los graves problemas del país.

Un Presidente del Gobierno, que parece tiene como único fin seguir en el cargo a costa de la división, es un Presidente, que políticamente no tiene capacidad política de maniobra ni gestión para sacarnos de la crisis.

Sólo desde la moderación y la concordia, se pueden abordar los grandes retos que hay por delante.