EDUCACIÓN EN LIBERTAD

 

 

La falta de respeto a una gran parte de la población española por parte de este Gobierno, no tiene defensa alguna en un país de la UE en el siglo XXI.

Destinar dos mil millones de euros a repartir por los centros de enseñanza públicos y dejar fuera a los centros de enseñanza concertada, es un ataque en toda línea a la libertad, al derecho de los padres a elegir la enseñanza que quieren para sus hijos y a un reparto justo de los bienes de todos.

Es curioso, como este Gobierno que habla de modernidad, demuestra con sus hechos todo lo contrario, es decir, tomar decisiones fracasadas y antiguas, sólo por cuestiones de índole ideológico que sólo llevan a la división de la sociedad.

Los malos gobernantes, son aquellos que sólo les interesa gobernar en clave particular y para ciertos sectores, olvidándose de grandes capas de la sociedad.

Los españoles debemos de defender, las libertades y los derechos que son de todos, con toda nuestras fuerzas y llevando si es preciso a los gobierno europeos, nuestro desacuerdo con la actuación gubernativa de este país.

En los próximos meses, se abre una gran oportunidad, para poner pie en pared y exigir condiciones a las ayudas y créditos de la UE.

Control del gasto público, respeto a las libertades, a la separación de poderes, debieran de ser las tareas que se debieran exigir por parte de la señora Merkel y compañía, a este Gobierno de España para poder recibir los fondos comunitarios que tanto necesitamos.

Es decir, utilizar el único lenguaje que parecen entender: “pasta” a cambio de respetar derechos y libertades; creo que no es pedir tanto.