POR LO MENOS DAR GRACIAS A LA SOCIEDAD CIVIL

 

 

La sociedad civil, sobre todo las personas de bien a titulo privado o en organizaciones, han salvado a España, de un mayor desastre en la gestión de la pandemia del coronavirus.

Importantes empresas, que han adquirido respiradores, trajes, mascarillas haciendo grandes desembolsos, comunidades religiosas que fabricaban mascarillas y trajes de protección, lo mismo que cientos y cientos de particulares.

Si no hubiera sido por la sociedad civil, España habría colapsado.

Otro tanto, ocurre ahora, Parroquias, Carítas, Ongs, están surtiendo de alimentos a miles de personas que se han quedado sin ingresos, en muchos casos por retraso en el cobro de los ERTES que se debieran haber pagado hace meses.

Mientras gran parte de la sociedad civil da un magnifico ejemplo, el Gobierno hace todo lo contrario, no valora este trabajo y se dedica a gastar y gastar en altos cargos, sin dar una muestra de austeridad.

La subida prometida por el seño Marlaska, para la Policía y la Guardia Civil estaba aprobada hace dos años y hasta ahora se ha venido demorando y en el peor momento de liquidez y para tapar el cese del Coronel Pérez de los Cobos, anuncia su implementación. Es un insulto a la inteligencia y a la moral y ética de cualquier gobernante, estamos ante un Gobierno y siento decirlo “sin corazón” que nos toma

por indigentes intelectuales.

La sociedad con calma, orden y respeto, debe de ser consciente de esta deriva sumamente peligrosa para el sistema democrático.