El IMD primará la seguridad a la hora de ir reabriendo sus instalaciones

La concejala de Deporte del Ayuntamiento de Santander, María Luisa Sanjuán, ha subrayado la necesidad de primar la seguridad a la hora de reabrir las instalaciones del Instituto Municipal de Deportes. “Ahora que conocemos el margen con el que contamos el Instituto Municipal de Deportes (IMD) está adecuando las instalaciones acortar los plazos de apertura, sobretodo en las instalaciones municipales de Mataleñas y el Complejo Ruth Beitia”. Así, tal y como recuerda la edil de Deporte, el IMD se está rigiendo por los protocolos marcados por las autoridades sanitarias y trasladadas por el Consejo Superior de Deportes, “teniendo en cuenta también los protocolos específicos de las diferentes federaciones para lo que se están manteniendo contacto con las mismas, así como con los principales clubes de la ciudad”.

 

La primera instalación que previsiblemente abrirá sus puertas es el Golf de Mataleñas, por lo que en los próximos días se irá reincorporando también el personal de atención al público para gestionar los protocolos de información al usuario y gestión de reservas. “Una vez que Cantabria ha pasado a la Fase I y el golf es uno de los deportes que más garantías presentan para el mantenimiento del distanciamiento social y demás recomendaciones sanitarias, vamos a intentar que Mataleñas esté operativo la próxima semana”.

 

“Es importante subrayar”, continúa Sanjuán, “que desde hoy entramos en la fase en la que se permite determinadas actividades grupales pero sólo en equipos profesionales, la apertura de Centros de Alto Rendimiento como el CAR de Vela y actividades individuales en el resto, al aire libre, sin contacto y con un máximo de 2 personas de forma simultánea si la disciplina lo permite, caso del golf o el tenis. Siguen vigentes para deporte federado y no federado las restricciones horarias de la Orden Ministerial 380 por lo que salvo profesionales, sólo se podría hacer uso de las instalaciones en los horarios marcados por los diferentes grupos de edad, con cita previa y teniendo que abandonar las instalaciones en cuanto acaben la actividad deportiva. En estos momentos este es el marco normativo, y nuestra obligación es ceñirnos al mismo”.