“ÁNIMO SOY YO, NO TENGÁIS MIEDO”

 

 

“Ánimo soy yo, no tengáis miedo”, dijo Jesús, a unos discípulos asustados que le habían confundido con un fantasma.

En esta hora que vivimos en España, debemos de decir lo mismo, no tengamos miedo, a pesar de que se nos esta atemorizando, para privarnos de libertad, para tenernos atemorizados.

Están con “el mantra” de que nada volverá a ser igual, falso de toda falsedad.

Cada día que pasa, se conoce mejor la enfermedad y se cura a más personas y según los profesionales, en pocos meses habrá terapias concretas.

La vacuna esta en marcha y llegará pronto, se dice que en algunos países en Septiembre, por lo tanto se esta creando un estado de alarma para manipularnos y quietarnos libertades.

Hay que tener de momento, todo tipo de precauciones y reservas con el virus, máxime cuando todavía los tratamientos aún están evolucionando, pero otra cuestión bien distinta, es querer torcer nuestras costumbres a futuro, diciendo que nada volverá a ser igual.

De momento, efectivamente, habrá que tomar todo tipo de precauciones, pero ese comportamiento se superará con la nueva medicación que se irá perfeccionando y con la vacuna.

Los políticos en general y de nuestro país en particular, no digo todos, sólo les importa el mutualizar sus responsabilidades, ante la reacción del pueblo después del confinamiento, quieren diluir así su incompetencia y su ideologización tan peligrosa.

No consintamos como sociedad que ello ocurra, porque será el fin de la democracia.

Una cuestión es rechazar la venganza, que debemos rechazar y otra no pedir responsabilidades a los políticos, faltaría mas.

Por lo tanto, tengamos todos tipo de precauciones, tales como distancia física, mascarilla, guantes y no perdamos la libertad.