El Gobierno de Cantabria habilita 5.400 puestos de teletrabajo entre los empleados públicos y generaliza las reuniones telemáticas

El Gobierno de Cantabria ha habilitado 5.400 puestos para teletrabajo, lo que permite el funcionamiento pleno de los servicios administrativos autonómicos, tras la implantación, desde el pasado 15 de marzo, de la modalidad no presencial como modo habitual de prestación de servicios para el empleado público del Gobierno regional.

El sistema habilitado por la Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, dentro de Plan de Contingencias, abarca a la totalidad de los servicios de las administraciones General, de Justicia y de Educación autonómicas, así como otros organismos del sector público -Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), Servicio de Emergencias de Cantabria (SEMCA), Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT), Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA), entre otras entidades regionales-.

La consejera del área, Paula Fernández Viaña, ha destacado el buen funcionamiento del sistema de teletrabajo implantado por su departamento y ha valorado el esfuerzo de los empleados públicos de la Dirección General de Organización y Tecnología para garantizar la continuidad de servicios y las prestaciones prioritarias para la ciudadanía mediante el teletrabajo.

A esto ha añadido la instalación de los equipos, cámaras y del resto de infraestructuras tecnológicas necesarias para facilitar las videoconferencias y reuniones telemáticas para la gestión de la crisis sanitaria y hacer un seguimiento de los servicios públicos.

Desde la declaración del estado de alarma, el sistema de videoconferencia corporativo del Ejecutivo cántabro ha sido utilizado por 1.032 usuarios, en 20.619 sesiones de conexión y 1.313 conferencias telemáticas, con una duración cercana a los 25.000 minutos.