NO HAY COMPASIÓN

 

Esta sociedad camina en una dirección sumamente peligrosa, al quedarse si un sostén de valores, que nos de un comportamiento ético y digno.

Acabo de leer que una persona fallece de un infarto en plena calle en Vicalvaro (Madrid) y le roban los zapatos, la cartera, el abrigo y todo cuanto llevaba.

Es algo inaudito, pero no debe de extrañarnos este tipo de actitudes salvajes.

Se esta perdiendo como decimos los valores y la palabra compasión ha dejado de existir.

Lo sentimientos profundos del ser humano, tales como la compasión, el respeto, la tolerancia, el sentido del bien y del mal, están siendo “pulverizados” en algunos casos desde la propia instituciones, algo de suma gravedad y de consecuencias a medio plazo de todo tipo en la propia convivencia.

En intento de vaciar de valores y de sentido común a la sociedad, es un intento de la izquierda revolucionaria, que después de sus fracasos ha buscado otras formulas para llegar al poder y subyugar al ser humano en todas sus vertientes.

España, con los ejemplos que estamos viviendo últimamente se este sometiendo a una miseria moral que a ningún sitio bueno nos puede conducir, es como si el mal estuviera venciendo la batalla, en medio de la cobardía y la falta de coherencia de la parte mayoritaria que quiere el bien.

El miedo, la cobardía acabará pasándonos una grave factura , que pagaran las futuras generaciones.

Algunos modestamente no nos vamos a resignar y trataremos de combatir la mentira y el mal y buscaremos la convivencia y el bien con todas nuestra fuerzas.

Basta de mentiras y engaños.