Evangelio y comentario – V Domingo de Pascua

Lectura del santo evangelio según san Juan (13,31-33a.34-35):

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en si mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros.»

Palabra de Señor

COMENTARIO

Este Evangelio del Quinto Domingo de Pascua, recoge como Jesús se despide de los suyos y les deja como testamento una serie de puntos clave que orientaran su actividad pastoral en el transcurso de la historia.

Jesús ha cumplido su misión, es glorificado porque ha mostrado toda la riqueza del amor de Dios y todo el poder de su acción salvadora.

Con el mandamiento nuevo del amor, caen muchas barreras raciales, sociales y culturales.

El amor al prójimo es un mandato definitivo, que deja claro que la religión el culto se hacen en la vida de servicio a los demás, no hay cristianismo sin vivir la fraternidad.

Hasta el próximo Domingo si Dios quiere. Paz y bien.