CaixaBank pone a disposición del Ayuntamiento de Santander dos viviendas para familias con dificultades económicas

Iñigo de la Serna, alcalde de Santander; Juan Pedro Badiola, director territorial de CaixaBank en Cantabria y el País Vasco, y Jaume Torrents, director de relaciones institucionales y gestión social de BuildingCenter, la sociedad especializada en la gestión de activos inmobiliarios participada al 100% por CaixaBank, han firmado esta mañana, en el Ayuntamiento de Santander, un convenio para facilitar el acceso a la vivienda a personas con dificultades económicas.

El objetivo del convenio es fomentar el alquiler de viviendas a favor de personas en riesgo de exclusión social o en riesgo inminente de pérdida de vivienda, por imposibilidad de hacer frente a las mensualidades del alquiler o hipoteca, y se hayan agotado infructuosamente los procedimientos habituales de negociación de la deuda contraída.

En este sentido, el Ayuntamiento de Santander se compromete a realizar las gestiones necesarias a efectos de poder facilitar un contrato de alquiler a un precio asequible a las personas residentes en Santander que cumplan los requisitos de solvencia establecidos para acceder a estas viviendas cedidas por el Grupo CaixaBank.

Los requisitos para acceder a alguna de estas viviendas son que la unidad familiar tenga unos ingresos económicos inferiores a 2 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) y que ninguna de las personas de la unidad familiar tenga otra vivienda en propiedad.

121 viviendas sociales en Santander

Con este acuerdo, el Grupo CaixaBank y la Fundación Bancaria ”la Caixa” suman ya un total de 121 viviendas a disposición de los ciudadanos con menos recursos en Santander a través de diferentes iniciativas, como el programa de Vivienda Asequible (107 viviendas en Peñacastillo), el de Alquiler Solidario o la aportación de la entidad financiera  al Fondo Social de Vivienda.

En 2005, la Obra Social ”la Caixa” puso en marcha el programa de Vivienda Asequible. Entonces, los jóvenes y las personas mayores eran los colectivos con mayores dificultades para acceder a una vivienda. El empeoramiento de la situación económica ha incrementado los problemas en este ámbito, por lo que la entidad financiera, desde el año 2007, pone una parte de sus activos inmobiliarios al servicio de la Obra Social y de las instituciones públicas con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos más desfavorecidos.

Otras acciones con el Ayuntamiento de Santander

Con anterioridad se han producido otras colaboraciones con el Ayuntamiento de Santander en materia de vivienda, como la financiación a SVS (Sociedad de Vivienda y Suelo) de 60 viviendas municipales en General Dávila, doce de las cuales se destinaron al parque de vivienda social del Ayuntamiento en un momento complicados para la obtención de crédito con estas finalidades.

Asimismo con los presupuestos locales de Obra Social se apoya el Proyecto Manitas conjuntamente con el Ayuntamiento. Esta iniciativa ha permitido rehabilitar dos pisos municipales que el Consistorio ha cedido a Cruz Roja para la acogida de diez refugiados.