Cantabria, la región que menos empleo crea.

La región de Cantabria fue en el año  2015 la comunidad autónoma donde menos se redujo el paro, un 1,95%, al contabilizarse entre enero y diciembre  solamente 984 desempleados menos, que situaron la cifra global de personas apuntadas en las oficinas del antiguo Inem en 49.462.

En toda España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo se situó al finalizar diciembre en casi 4,1 millones de personas, tras bajar en 354.203 desempleados en el conjunto del ejercicio (-7,96%), su tercer descenso anual consecutivo.

Este dato es elocuente e indica que Cantabria no es capaz de mantenerse en el mismo ritmo de creación de empleo de la media española y que perdemos iniciativa y dinamismo respecto de otras regiones. Esta evidencia debe alertar acerca de que se hace mal en esta comunidad, ya que la comparativa se hace con otras regiones españoles que se mueven en un contexto económico y social de las mismas  características. Y es preocupante porque, en números redondos, Cantabria ha creado solamente un 2% de empleo mientras la media española lo hizo en un 8%, es decir cuatro veces menos que la media española.Una diferencia que debe encender las luces de alarma. El cambio de gobierno experimentado en junio de 2015, tras las elecciones, no parece que haya influido en este proceso e incluso el dato del mes de diciembre es preocupante ya que en España el paso descendió con fuerza mientras en Cantabria no solamente no disminuyó el número de desempleados sino que creció.