Una oportunidad comercial para Santander

El año 2015 termina con una sentencia que elimina el arbitrario calendario de aperturas comerciales en festivo fijado por el gobierno de Ignacio Diego. Esto supone que ahora el nuevo ejecutivo tiene la oportunidad de hacer de Santander una ciudad abierta, libre y capaz de atraer visitantes de Vizcaya con el reclamo de tiendas abiertas los domingos y festivos. Claro, que el gobierno PRC-PSOE no parece muy proclive a abrir puertas y dejar que la competencia fluya libremente, aunque habrá que esperar hasta ver que decisión toma una vez que el caprichoso calendario de aperturas ha quedado anulado. Estas navidades los comercios grandes no han podido abrir ningún domingo festivo.

La inexplicable batalla entre el Ayuntamiento de Santander y el anterior Gobierno de Cantabria, ambos del PP, ha terminado con un varapalo a las decisiones del Gobierno que trató de anular los efectos de la decisión municipal de permitir abrir los domingos durante la época veraniega, época en la que a Santander llegan miles de visitantes. Ese enfrentamiento fratricida entre Iñigo de la Serna e Ignacio Diego sólo ha servido para desgastar al PP y proyectar una imagen de maniobras y luchas internas por el poder, lejos del interés de los cántabros.

Lo cierto es que ahora se abre una oportunidad para fijar un calendario que permita abrir un buen número de domingos a grandes y pequeños comercios. Parece demostrado que los pequeños no quieren, por las razones que sean, abrir los domingos… pero eso no puede ser un impedimento para que los grandes, si les resulta rentable, lo hagan. Este otras cosas las aperturas dominicales delas grandes superficies crean empleo, ya que obligan a contratar personal auxiliar.