La Clínica Mompía pone en marcha el Programa de Prevención de Fracturas derivadas de la osteoporosis

La Clínica Mompía ha puesto en marcha un innovador Programa de Prevención de Fracturas derivadas de la osteoporosis. El propósito de su implantación es mejorar la calidad de vida de los pacientes a través de la prevención, reduciendo así las probabilidades de una segunda fractura, y las consecuencias negativas de una ausencia de tratamiento que en algunos casos puede llegar a ser causa de mortalidad.

La incidencia de estas fracturas es elevada y se ha convertido en un importante problema socio-sanitario, en aumento debido al envejecimiento de la población. Sin embargo, numerosos estudios sobre prevención secundaria demuestran que la mayoría de los pacientes con fracturas por fragilidad, es decir, las que no se deben a un traumatismo, sino las derivadas de la osteoporosis, nunca conocieron la causa subyacente de la fractura, ni tampoco recibieron ningún tipo de tratamiento preventivo para evitar su repetición.

El doctor Marcial de la Hera, especialista en Reumatología y coordinador de este Programa en la Clínica Mompía, indica que aproximadamente un 40% de las mujeres a partir de los 50 años tendrá alguna fractura. En los hombres, este porcentaje es del 16%. Además, señala que uno de cada cinco pacientes con fractura vertebral sufrirá una segunda fractura de este tipo durante el próximo año, mientras que el 25% padecerá una fractura no vertebral tras la primera, también dentro del año siguiente.

En este sentido, el doctor Marcial de la Hera calificó este programa como “una medida importante para mejorar la atención y calidad de vida del paciente, y reducir tanto el coste social como los gastos médicos que conlleva esta enfermedad”.

Asimismo, el coordinador del Programa de Prevención de Fracturas Osteoporóticas destacó que menos del 20% de los pacientes potenciales recibe tratamiento. En su opinión, el tratamiento es eficiente y supondría un importante ahorro, recordando que sólo en Europa, el coste directo total de las fracturas derivadas de la osteoporosis es de aproximadamente 32 billones de euros al año.

La metodología del programa que desarrolla la Clínica Mompía consta de tres pasos: valoración del paciente, revisión por el reumatólogo, y tratamiento y seguimiento.

Con este programa, se espera a medio plazo conseguir unos resultados positivos, y la disminución de las fracturas recurrentes.

Síntesis de la metodología del programa-Valoración del paciente

El objetivo es seleccionar a aquellos pacientes que reciban asistencia en la Clínica Mompía y que sean diagnosticados de una fractura por fragilidad derivada de osteoporosis. Una vez realizada una primera valoración, si se considera adecuado por el médico responsable, serán valorados, bien en urgencias si es dado de alta, o por el traumatólogo, si se decide su ingreso.

Revisión por el reumatólogo

Si el médico responsable lo considera incluible en el programa, recomendará al paciente su revisión por un reumatólogo mediante una consulta ambulatoria, si es dado de alta en el servicio de urgencias, o mediante una interconsulta mientras permanece ingresado. Consistirá en la valoración y solicitud de pruebas complementarias básicas en la Clínica y remisión a consulta ambulatoria con los resultados.

Tratamiento y seguimiento del paciente

El reumatólogo iniciará el tratamiento de la osteoporosis cuando la situación clínica lo permita y se continuará con el seguimiento de los pacientes.