Primer Domingo de Cuaresma

Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,12-15):

En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían. Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios.
Decía: «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.»

Palabra del Señor

COMENTARIO

En este Primer Domingo de Cuaresma, el Evangelio nos llama a la reflexión sosegada: ”Convertíos y creed en el Evangelio”.

La conversión nace de una respuesta al gran acontecimiento que ensancha la profundidad de nuestro corazón: en Jesús, se ha hecho realidad el Reino de Dios, reino de amor, de justicia y fraternidad.

La conversión que nos pide el Señor, debe de suponer una transformación total de nuestras relaciones con Dios y con los hombres desde la autenticidad.

Este tiempo de Cuaresma que iniciamos, debe de ser un tiempo favorable a la introspección silenciosa, al encuentro con uno mismo a través de la conversión que el Señor nos pide.

Hasta el próximo domingo si Dios quiere. Paz y bien.