POLÍTICA DESTRUCTIVA A COSTA DE NUESTROS IMPUESTOS

El diputado del PSOE, señor Casares, anuncia como si fuera “el gran logro de la historia” que por fin se va a demoler el espigón creado en  playa de La Magdalena para preservarla de la perdida de arena y que quedó sin finalizar el resto del proyecto, un proyecto, que llevo mucho años de estudio por parte de técnicos de nuestra Universidad y  que conociendo las corrientes de la Bahía se considero idóneo.

La política destructiva de algunos, que por llevar la contraria o creerse más “esnob” y el dejar hacer de la gran mayoría, que permite  tal desafuero.

Debieran de pagar el coste de la demolición, aquellos que se opusieron porque se oponen desde la ignorancia quiero creer que no de la mala fe.

Basta, visitar el litoral Atlántico de Francia, para ver como se preserva los arenales con este tipo de espigones, también en el Mediterráneo y por supuesto en muchos lugares de la costa española.

El diputado Casares, destaca “el gran éxito destructivo” como si fuera un “trofeo”, cuando no es nada más que un despropósito, una chapuza más de los que se oponen al sentido común.

Todo ello entra en la creencia ignorante de que el dinero no es de nadie, y se puede dilapidar, pero se equivocan, porque es de los españoles que pagan sus impuestos, de los que trabajan, cada vez menos por cierto, para que la incompetencia de todo signo ( con perdón) nos lleve al “sin sentido”, en medio del cansancio y la dejadez de la mayoría silenciosa.