LA UIMP ENTRE VISILLOS EN LA MAGDALENA MARCADA POR LAS RESPUESTAS AL COVID 19

Dos meses después del habitual inicio de los cursos de verano de la UIMP en el Palacio de La Magdalena o en el Recito de Las Llamas, han llegado las actividades culturales, científicas, políticas y económicas, posiblemente más destacadas del año.

Tres semanas presenciales, un curso de español, la base de esta universidad; y unos cuantos, mínimos, actos culturales artísticos, compone, junto a actividades on line, el meollo de unos cursos  de la UIMP, recortados, en su sede principal de Santander.

Recortados, pero no faltos de interés. El Covid 19, que nos ha tenido confinados dos meses y que permanece entre nosotros, creando nuevos contagios, plantea muchos interrogantes, tanto sanitarios, como es lógico; pero también sociales , económicos y de convivencia. Todo ello en forma de seminarios y con especialistas de máximo nivel, tienen su contestación con apertura al futuro.

En cuanto a otros asuntos a tratar, destaca también el medio ambiente. Otro reto importante, que tiene la sociedad en su conjunto y la española en particular, ya que hemos sido y de alguna manera seguimos siendo, contaminantes. El resto de cursos, habituales que ahora faltan, en este corto recorrido, en comparación, con otros veranos; como la política, la economía, entre otros, que así todo no han perdido vigencia, integrándose en lo relacionado con la pandemia y en menor calado, en lo referente a la preservación de la naturaleza.

Y llegamos a la cultura y lo artístico. Poca cosa, aunque como siempre atractivo. Tres propuestas tan solo, a celebrarse entre el 21 de Agosto y el 3 de septiembre. Un concierto,  actuación de Danza, y otra teatral. Ello nos lleva a ponernos reivindicativos. La cultura y todo lo que engloba ¿Porque siempre tiene que ser la cenicienta de cualquier actuación?. Recordar en su defensa, que La UIMP, todo lo que esta universidad Internacional representa para España, se inició en La  Magdalena, en tiempos de la Republica. Fueron los auges, sin ir más lejos de, “La Barraca” de Federico García Lorca

Una vez finalizada la Guerra Civil se la denomino, Menéndez Pelayo, que ostenta en la actualidad. Se desenterraron los Cursos de Español para Extranjeros, principalmente; y actividades culturales. Conferencias, teatro, música y danza, que tan importantes fueron, que llegaron a ser el  origen del FIS.

Por tanto, no entendemos, como siempre se detraen fondos, que en un principio estaban destinados a esta materia. Del valor del arte y la cultura, en este ámbito universitario, es tan destacado, que si no, venga Dios y lo vea.