FALTA DE SENSIBILIDAD EN TIEMPOS DIFÍCILES

 

Sin duda alguna, debieran de ser tiempos para la mesura, la humildad, para la unión y sobre todo para respetar a los ciudadanos que sufren por fallecimientos de familiares o amigos o porque ven peligrar su estabilidad económica.

Sin embargo, nos encontramos con demasiados, no digo todos, dirigentes políticos que no tienen ni un atisbo de sensibilidad, ni de humanidad en tiempos tan difíciles.

Resulta que el BOC (BOLETIN OFICIAL DE CANTABRIA) del pasado día 31 de marzo publica una orden del Gobierno de Cantabria, sobre las bases reguladoras para la concesión de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva para la recuperación de la Memoria Histórica en Cantabria.

El mismo día, recogían los medios de comunicación de nuestra Comunidad, el fallecimiento de diez persona a causa del coronavirus.

Dejando aparte la cuestión de fondo, ya que Cantabria no necesita ninguna ley de Memoria Histórica, lo que los ciudadanos en su abrumadora mayoría quieren es mirar al futuro y no buscar controversias y divisiones; la publicación de esta orden demuestra falta de sensibilidad, respeto y demuestra un “forofismo” político muy preocupante para la salud de una convivencia sana y en paz, además de que se demuestra que algunos dirigentes están muy lejos de la realidad.

Da mucha pena, tanto sectarismo.