RACIONALIZAR EL GASTO

 

Nos enteramos por le medios de comunicación que el Gobierno de Cantabria, aumenta su estructura de cargos en seis direcciones generales y diez subdirecciones más, lo que puede suponer un aumento de gasto de medio millón de euros.

Una comunidad como Cantabria, no necesita más gasto público, sino gastar bien y para poder gastar bien hay que quitar gasto corriente para poder invertir más en sanidad, educación y obra pública, que en los últimos años a causa del crisis se ha visto muy paralizada..

Y todo esto ocurre en un Región que tiene una deuda total de 3.220 millones de euros, lo que supone un 25,10 del PIB, una deuda “per capita” de 5.452 euros, basta recordar que hace once años, Cantabria sólo debía 875 millones de euros; si esto no es para estar preocupado y para ser austero, es que hemos perdido el sentido común.