LA MANIPULACIÓN DEL LENGUAJE

 

 

La utilización del lenguaje como medio de propaganda política y como medio de engaño es una constante en la izquierda.

El término “progresista” utilizado por los partidos de izquierda, es un término que oculta la verdad.

Oculta la verdad, porque el progreso no tiene ninguna exclusividad y la izquierda utiliza el término como si fuera únicamente potestativo de su ideología, lo que es realmente falso.

Otra término muy de moda ahora en España es el de la palabra “regeneración”.

Ahora resulta, que la “regeneración” sólo existe si gobierna la izquierda, es una forma indirecta de llamar a los demás corruptos, pues sólo se regenera aquello que se hace mal.

Curiosamente el centro derecha, no es capaz de presentar una batalla dialéctica a tanta mentira y a tanta verborrea falsa.

Debiera quedar claro, que no es necesario ser de izquierdas, para creer en la justicia social, en un reparto justo de la riqueza y en el progreso.

Es más, en la mayoría de los casos, no digo en todos, cuando gobierna la izquierda se suelen producir retrocesos económicos y también de libertades.

Por lo tanto, menos presumir de falsedades y menos mentiras, algunos ya tenemos uso de razón y sabemos buscar la verdad.