LA FALTA DE VERDAD EN MATERIA ECONÓMICA

Pocos días después de que el FMI nos alerte de que el descenso del paro se puede quedar bloqueado en España en el 14 por ciento y nos advirtiera del alto nivel de deuda, ante el riesgo de una desaceleración, después de conocer datos del fuerte aumento de las regulaciones de empleo que afectaron sólo en el primer mes de este año a 3.380 personas con un aumento del 26 por ciento, conociendo como se desploman ya seis meses consecutivos la venta de automóviles y como se recogen indicios claros de ralentización; la señora Calviño, Ministra de Economía nos dice desde Estados Unidos que España, es una de las grandes economías que resiste el frenazo global, me supongo que después de decirlo, se quedo feliz y contenta y pensó “que buenos somos”.

Hay que tener “cuajo” y “cara dura” para hacer estas declaraciones, olvidándose de que tenemos casi una deuda del cien por cien del PIB y que tenemos que acudir todos los meses a tesoro para seguir colocando deuda pública, en una economía “dopada” precisamente de gasto público improductivo por las decisiones del gobierno del señor Sánchez.

Me recuerda la señora Calviño, a la señora Salgado o al señor Solbes, que decían lo mismo y luego ya vimos.

Vivimos en la falsedad permanente de unos dirigentes con pocos escrúpulos a la hora de decir la verdad y así nos va. Increíble, pero cierto.