EL NO CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES POR UN PARTIDO POLÍTICO DEBIERA LLEVARLE A SU ILEGALIZACIÓN

Una democracia, en la que participan partidos que no respetan las leyes es inviable.

No puede ser, que a los partidos independentistas, se les deje estar en la vida política democrática y servirse de los privilegios que ello otorga y luego se les permita que continuamente reten el cumplimiento de las leyes.

La democracia, debe de protegerse y por lo tanto aquellos partidos que no están dispuestos a cumplir la Constitución y las leyes deben de ser declarados ilegales.

No se puede estar en dos sitios a la vez y si se está con el estado de derecho, hay que respetarle y si no es así, todo el peso de la ley debe de caer sobre las formaciones que no respetan las normas que todos debemos cumplir, lo contrario es la quiebra de la propia democracia.

Si la Generalitat, no quita el lazo amarillo de su sede, se debe de inhabilitar al responsable de la desobediencia.

No es de recibo, que a los ciudadanos se les exijan pagar impuestos y lógicamente cumplir las leyes y a los partidos políticos no.

La propia existencia de partidos políticos, esta basada en las leyes, por lo tanto, no cumplirlas les llevaría negar su propio ser, lo que les deja inhabilitados para su propia función representativa.