LA REALIDAD ECONÓMICA PARA FIN DE AÑO

 

Con datos claros, que hacen prevenir la reducción del consumo, descenso de las ventas de automóviles e incertidumbre financiera, por el aumento del déficit público, al Presidente del Gobierno, no le preocupa otra cosa que no sea la exhumación de Franco.

Con la exhumación de Franco, los españoles llegaremos mejor a fin de mes y todo seremos muchos más felices.

Es vergonzoso y muy lamentable, que tengamos un Gobierno que en vez de dedicarse a unir a los españoles, se dedique a manipular la historia y a crear barreras ideológicas trasnochadas.

Realmente lejos de ser moderno, el Gobierno de Pedro Sánchez, es antiguo, pasado de época y sin propuestas realistas.

Un Gobierno, envuelto en frases preparadas que al final no sirven nada.

Un Gobierno, que aumenta el gasto no productivo a costa de la inversión real, que es la que crea puestos de trabajo, en definitiva, con medidas viejas que nos llevaran a fin de año a una fuerte pérdida de puestos de trabajo y a nuevas subidas de impuestos.

No se puede nadie creer, que se podrá hacer frente a la recesión económica prevista para los próximo meses, sin realizar duros ajustes, pero eso se reserva para después de las elecciones