LA ASOCIACIÓN DE HOSTELERÍA DE CANTABRIA HABLA CLARO

0
88

En una Cantabria un tanto acomodaticia y con falta de perspectiva, consuela que la sociedad civil reaccione alguna vez.

Así lo ha hecho la Asociación de Hostelería, que en un acto de valentía y coherencia, ha salido al paso de dos asuntos de importancia: las dificultades que trata de poner judicialmente una asociación ecologista para que se realicen las catas, para saber si existe en el subsuelo de comarca del Besaya, el zinc suficiente para abrir una explotación, lo que generaría puestos de trabajo y riqueza y por otro lado reivindicar la necesidad urgente de que se acaben los espigones de La Magdalena en Santander, una obra fundamental para que la playa tenga arena, un proyecto desarrollado durante diez años y que sufre el boicot de unos pocos, con el apoyo irresponsable de grupos de la oposición.

Mi enhorabuena a los responsables de la Asociación de Hostelería de Cantabria, por su defensa de temas fundamentales, ojala salgan más entidades que empiecen a perder el miedo y hablen claro ante, las inacción en muchos temas fundamentales de nuestro políticos.

Cantabria, necesita que sociedad civil empiece a tomar conciencia de las autenticas necesidades de esta sociedad y no de los problemas artificiales que generan la gran mayoría de las fuerzas políticas.