CANTABRIA: QUE EL ÚLTIMO CIERRE LA PUERTA

La reserva india de Standing Rock en Estado Unidos, tiene el doble del territorio de Cantabria, pero sólo tiene ocho mil habitantes.

Como todo siga igual, a la vuelta de unos años Cantabria será igual, una reserva despoblada por culpa de una sociedad y unos políticos incapaces de defender su tierra y su futuro.

Estamos en la parálisis total.

Les cuento: Así se quiere realizar unas catas para poder aprovechar los recursos minerales, en concreto el Zinc lo que daría puestos de trabajo y fuerte inversión en la comarca del Besaya y aparecen unos señores que se llaman ecologistas, que seguro caben en un “600” y dicen que va a presentar un Contencioso Administrativo, contra el permiso para poder realizar las exploraciones.

Se quiere ampliar la planta de Santander Coated Solutions, que crearía unos 60 nuevos puestos de trabajo y la vorágine administrativa de impacto medioambiental eterniza los permisos y la inversión corre peligro de marcharse a otra ciudad.

Se quiere ampliar el muelle de Raós a través de una obra fundamental para el futuro del puerto; se adjudican las obras y la adjudicataria las abandona una vez iniciadas y en vez de agilizarse todo, para que haya una nueva adjudicación, al parecer la Abogacía del Estado, informa negativamente y habrá que ir a los Tribunales con lo que las obras se eternizarán tres o cuatro años más.

En Santander, se adjudica la construcción de unos muros protectores para que la playa de La Magdalena no se quede si arena y después de diez años de estudios por parte de los técnicos se adopta una solución y un pequeño grupo de personas     que también caben en un 600 y que pierden todos los recursos consiguen a través de unos partidos políticos irresponsables se paralícenlas obras.

Cataluña,protesta porque sus trenes de cercanías están en mal estado y se llevan las unidades de Cantabria y aquí traen los viejos que se averían más, en un insulto y desprecio a esta tierra.

Podíamos seguir y contar más cosas. La sociedad de Cantabria esta dormida y nuestros políticos son incapaces de unirse y de ponerse serios ante una Administración central que pasa de nosotros.

El señor Sánchez encima visita nuestra Región y nadie le canta las verdades a la cara.Que el último cierre la puerta.