EL PERIODISMO HUMANO DE GERVASIO PORTILLA

0
138

De entrada, muestro las cartas al respecto de que el periodismo no vive su mejor momento, y los periodistas, desubicados en muchos instantes de cuál es nuestra auténtica tarea social, somos los primeros culpables de esta situación.

El ciudadano, lo que quiere auténticamente de la información, es que sirva para contar las cosas que se ocultan de habitual (la verdad), y al tiempo dé la oportunidad a mucha gente de hacer públicas sus quejas y denuncias, porque creen que así se evitan las injusticias. Como ocurre en tantas cuestiones de la vida, y en las profesiones más, lo que buscamos y anhelamos son las referencias, o los referentes, si lo prefieren.

A mí me ocurre con el periodista Gervasio Portilla, con quien comparto tribuna en un periódico, y hacia el que un amplio sector de la sociedad de Cantabria se ha movilizado para ofrecerle un homenaje, con motivo de su jubilación profesional. Anhelo que sean muchas las caras que nos podamos ver el 9 de marzo en el Hotel Chiqui, sede para este acto que van a presentar otros dos periodistas de relumbrón: Claudio Acebo y Alberto Aparicio.

Saca cabeza así la profesión que quiere homenajear como es debido a uno de los suyos, Gervasio Portilla, hacia el que caben muchos adjetivos, pero voy a destacar sobre manera el sentido humano que ha acompañado siempre su larguísima trayectoria de informador. Gerva, como le llamamos los cercanos, que son multitud, no conoció a kapuscinski. El maestro polaco nos legó que para ser un buen periodista, primero hay que ser una buena persona. También lo siento así, porque yo a su vez lo he aprendido de buenísimos ejemplos que conviven dentro de esta maravillosa profesión de contar las cosas que pasan, tal es el caso de Gervasio Portilla.

Espero sinceramente que esta etapa de su vida sea solo un punto y aparte, porque lo maltrecha que está la profesión necesita de un desfibrilador ético, que nos devuelva a las auténticas esencias de lo que deben ser los periódicos y, por supuesto, la radio y la televisión. Todos son campos donde ha jugado Portilla, siempre de titular, y en la división de honor. Por tanto que ha dado, no es de extrañar el homenaje que va a recibir en el mes de marzo, poniendo de manifiesto que el humanismo siempre compensa, porque uno recoge en la vida, ni más ni menos, que todo lo que ha sembrado en su devenir. Así lo ha hecho Gervasio, periodista en mayúsculas.

 

Foto: Los periodistas Federico Lucendo Pombo y Gervasio Portilla.