Parece que te estoy viendo, Paco Pis

0
253

En realidad, “Parece que te estoy viendo”, es el título del libro que mi admirado Paco Pis acaba de publicar, y que recoge un montón de fotografías antiguas de Muriedas y Maliaño, gracias a lo cual estas dos guapas localidades cuentan ya con su memoria visual.

El autor reconoce que lo guarda todo, y los más descuidados debemos darle antes de nada las gracias, porque cuando uno se propone hacer un trabajo o una exposición, por ejemplo, sobre la historia de la radio en Cantabria o, mismamente, cómo ha cambiado Camargo en los últimos treinta años, hay que contar con el magnífico comunicador que es Paquito.

Nadie sabe como el escritor, y me apunto a lo que voy a decir, lo que se sufre a la hora de sacar un libro. Pero si esto es una evidencia para que se te caiga más pronto el pelo, es indescriptible sentirte arropado en la presentación de “Parece que te estoy viendo. Memoria visual de Muriedas-Maliaño”, por una multitud de caras conocidas y también anónimas. Y es que Paco es todo un personaje al que se quiere. Antes de que yo me enrolara en la práctica del periodismo sencillo, el directo, que es el que llega de verdad a lectores, radioyentes, televidentes e internautas, Paco Pis ya daba lecciones de naturalidad a diario.

Dan fe sus años en la radio, en la SER, todo un fenómeno de las ondas en su época y en ello continua; lo digo porque se cuenta con él para todo lo que se rumia dentro de la radiodifusión en Cantabria. Igualmente da fe su trabajo en La Vidriera, el gran centro cultural de Camargo, uno de los mejores de la comunidad autónoma. A estos santuarios de las artes, los espectáculos y los eventos hay que darles vida, y eso lo hacen posible buenos profesionales como Paco, con la sonrisa siempre en la boca, chistoso, anecdótico, afín a la charla animada, haciendo posible que los demás, los convecinos que son los que realmente cuentan, se sientan bien atendidos.

Dentro del debate de si las tecnologías se zampan o no a los libros y la lectura, en esto llega el ejemplar de fotos y reflexiones de P. Pis sobre la vida y costumbres en la historia de Muriedas y Maliaño. Les recomiendo que forme parte de sus hogares. Ha sido presentarlo y quedar demostrado que a la gente nos gusta nuestras cosas, lo cercano, y lo que ha cambiado el entorno y nosotros mismos con el paso del tiempo. Por eso La Vidriera se llenó tal como un 13 de diciembre de 2018. Porque, tras el libro, está el ser humano tan bondadoso y entrañable, tan creativo y showman nato, que es mi querido amigo Paco Pis, todo un ejemplo de buen tipo.