DOS VELOCIDADES

0
111

El reciente informe de la fundación Foessa, vinculada a Cáritas es realmente muy preocupante.
Seis millones de personas, según este informe viven al día y cuatro millones viven al borde de la exclusión social severa, lo que supone un cuarenta por ciento más que hace diez años.
Este informe nos debe de llevar a la reflexión, ya que una sociedad tan precaria es fuente de injusticia.
El informe desvela la existencia de dos velocidades en el desarrollo social, lo cual deja claro que la crisis económica ha dejado a muchas familias en una situación muy difícil.
El desarrollo económico y el reparto justo de la riqueza es fundamental para salir de este “bucle” pernicioso.
Sólo con el desarrollo económico, se puede repartir justicia, lo contrario sería entrar en una precarización mayor.
Las medidas económicas redistributivas son necesarias, pero por si solas no solucionan nada si no hay un desarrollo económico que permita repartir la riqueza.
Por otro lado, es necesario poner al ser humano en el eje del bienestar y no mirar sólo por intereses económicos.
El materialismo, por el materialismo nos lleva al padecimiento y a la exclusión.