TODO MUY ANTIGUO

0
165

Es realmente muy preocupante para el futuro de nuestro país, los proyectos del señor Sánchez de aumentar el gasto de manera muy importante y por otro subir impuestos.

Por un lado, se desaprovecha una oportunidad de seguir bajando a mayor velocidad el déficit público, sobre todo, como prevención de tipos de interés más altos en el futuro y para asegurar a medio plazo una correcta financiación en los mercados.

Por otro lado, la subida de impuestos a lo que llaman grandes empresas, puede suscitar el riesgo  de deslocalización de las mismas a otros países de la eurozona, lo que sería catastrófico.

También el impuesto a la banca, tendría  consecuencias en forma de más comisiones a los clientes, lo que repercutiría en todos.

Si se aumenta el impuesto al gasóleo, el sector servicios se verá muy afectado perdiendo competitividad y creando subida de precios y aumento de la inflación.

Es lamentable, la falta de memoria ante situaciones ya conocidas.

Al final todos a pagar más, una antigualla.