MAQUINAS DE MENTIR

0
207

 

No puede haber una relación normal entre políticos y el resto de la sociedad, con mentiras permanentes.

La mentira, ha entrado con tal fuerza en los partidos políticos que puede acabar con el sistema democrático medio plazo.

La mentira como táctica es una gran perversión, pero la sociedad española la admite con normalidad cuando mentir en los países nórdicos o en Japón es sinónimo de dimisión.

Algunos políticos  demasiados, se han convertido en maquinas de mentir: dicen una cosa y al día siguiente hacen otra y además no piden perdón.

Así nos va en España, sin credibilidad y con una sociedad que cada vez valora menos la verdad, es más, parece poco menos que  se relativiza la mentira bajo el lema: “el fin justifica los medios”, lo que no deja de ser muy peligroso para nuestra convivencia.