“PROHIBIDO PENSAR”

0
144

El sentido común ha entrado en crisis, quizá porque la verdad no importe y sin querer ser catastrofista, pues debemos tener esperanza, puede llevarnos a un punto de locura colectiva.

Cuando las tecnologías,  se han puesto en parte al servicio de intereses pocos claros e incluso bastardos, podemos llegar a situaciones de confrontación social, que aunque no exista una base real para la misma, se crea de manera artificial.

La sociedad, los habitantes de la tierra, necesitamos una especie de “tiempo muerto” y reflexionar desde la libertad y sin condicionamientos externos.

Reflexionar  por uno mismo, ahora es peligroso, porque si la conclusión a la que uno llega, no es la del grupo aparentemente  mayoritario, o con mayor repercusión social, será anatemizado y arrojado a las tinieblas como ser humano.

Es curioso, que muchos que se llenan la boca de libertad sean los principales perseguidores de la misma, es como si estuviera prohibido pensar sólo sin muletas exteriores.

Los grandes pensadores y los sabios hoy lo tienen difícil, porque el que más grita el que razona menos y el que respeta menos, parece ser protegido por los medios y por una sociedad sin apenas capacidad de crítica.

Se quiere crear una especie de cárcel intelectual selectiva,  e imponer la moda, el pensamiento e incluso la interpretación de la historia, en un retroceso del ser humano de imprevisible consecuencias para las libertades.