CRISIS POLÍTICA: CRISIS MORAL

0
183

 

La crisis política italiana, con una división del voto  que pone muy difícil el próximo gobierno y con una abstención muy grande, es una demostración que la crisis política es consecuencia de la crisis moral y de la falta de valores.

El “populismo”, es una especie de pócima que promete arreglar todo y no arregla nada, pero no deja de ser una salida fallida en busca de algo nuevo.

El hombre nuevo puede ser la solución, el hombre nuevo debiera de ser sinónimo de hombre o mujer bueno y a partir de ese punto se pueden arreglar muchas cosas.

Mientras la política, este basada en el marketing electoral y no se busque la verdad, mientras la mentira sea moneda habitual de comportamiento no hay nada que hacer.

Los partidos políticos han dejado de ser un medio para mejorar la sociedad y se han convertido en un fin, en una especie de agencia de poder y colocación.

Como conclusión, se puede decir que la crisis política es consecuencia de la crisis moral y de valores y por lo tanto no se solucionará si no se recuperan hábitos de generosidad, servicio y verdad.