EL “FRAUDE” DE LA NUEVA POLÍTICA

0
176

 

En últimas elecciones generales  y municipales, llegaron más por demerito de los partidos tradicionales que por meritos propios, diferentes fuerzas aglutinadas en la izquierda más radical, es como si esas fuerzas fueran capaces de solucionar la crisis, cuando sus soluciones sólo traen miseria y miedo.

Años después podemos ver, como lo que se llamaba nueva política, no es nada más que un grupo de alborotadores de la vida pública con soflamas oportunistas y sin proyecto cabal de futuro.

Pero es que además de no tener proyecto, sus ansias de poder y también de vivir a cuenta del erario público se ha dejado ver y han demostrado ser un “fraude” político y un instrumento de  desestabilización institucional.

Son numerosos los ejemplos que se viven  en diferentes Ayuntamientos, en los que han tenido la oportunidad merced a pactos de gobernar y el resultado que se puede contrastar es desesperanzador.

Recuerdan más a los vendedores de “pócimas” mágicas que se pueden ver en algunos films, sobre  la conquista del oeste americano.