Obispo Monge: Muchos encontraron cobijo, ternura, calor y alegría en la venerable madre Mercedes

0
234
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Hoy martes 1 de agosto, el obispo de Santander y del Valle de Mena Manuel Sánchez Monge ha presidido la eucaristía de acción de gracias por el proceso abierto en la Iglesia en favor de la madre Mercedes Cabezas fundadora de las Operarias Misioneras del Sagrado Corazón.

En la capilla de la casa de Santander se han congregado amigos de las Operarias Misioneras y un grupo de fieles en representación de la diócesis así como personas que conocieron a madre Mercedes Cabezas.

Para Mons Manuel, en el  momento en que el proceso de beatificación y canonización de madre Mercedes queda abierto, su figura pasa a ser un don para todos y toda la Iglesia y no solo para sus hijas.

Pero sobre todo, el regalo de madre Mercedes queda vinculado a la diócesis de Santander en la que vivió, en la que fundó las Operarias Misioneras y en la que murió y entregó su alma a Dios.

El obispo subrayó que como “se le han reconocido virtudes heroicas, pasa de sierva de Dios a venerable”.

Vivimos agobiados por los problemas o falta de salud y nos encerramos en nosotros mismos, madre Mercedes descubrió el acoger a los agobiados al estilo de Jesús.

Ella buscó respuestas educando a las niñas más desfavorecidas, y no paró hasta dar una educación a las niñas. En madre Mercedes Cabezas muchos encontraron cobijo, ternura, calor y alegría. El descanso del que habla Jesús en el evangelio.

Madre Mercedes ante situaciones complicadas se dirigía al Sagrario y recuperaba rápidamente la calma y la serenidad profunda, continuó diciendo el obispo Sánchez Monge.

Todos y las Operarias Misioneras nos tenemos que plantear que tipo de sociedad y de hombre estamos forjando. Qué tipo de hombre tenemos que educar y formar.

El obispo de Santander y el proceso

Sobre el proceso de beatificación el prelado dijo: “Le pedimos al Señor que con su gracia y con su ayuda que este proceso ha dado un paso importante continúe  avanzando y pronto si Dios quiere veamos a la madre Mercedes beatificada  y luego canonizada.”

Vida de la Madre Mercedes

Esta sierva de Dios nació en la localidad salmantina de San Cristóbal de la Cuesta, el 19 de diciembre de 1911. Durante cerca de diez años padeció una desconocida enfermedad, de la que curó, repentinamente, “por intercesión mediante oraciones fervorosas al beato padre jesuita, Bernardo de Hoyos”, el 22 de abril de 1936.

Entonces “ni los médicos, ni el párroco, ni siquiera sus padres y hermanos tuvieron otra explicación que la del milagro por su inmediata curación el mismo día en que ya estaba moribunda afectada por un tumor”, explicó la Operaria Misionera, de Santander, Mercedes Sordo García, que trató con ella en vida.

Tras la curación, la madre Mercedes Cabezas orientó su vida a la piedad, al apostolado y a la atención de los marginados y, en especial, a los niños con necesidades.

Para ello fundó las Operarias Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús, que fue aprobada en Santander el 14 de octubre de 1949, por lo que se trata de una obra nacida y fundada en Cantabria “de la que los cántabros debemos sentirnos orgullosos por ser de carácter autóctono”, precisó la Operaria Misionera, Mercedes Sordo García,

Tras una prolija labor, Mercedes Cabezas murió “en auténtico loor de santidad el 30-IX-1993.” Sus restos mortales descansan en la capilla de la Casa Madre de las Operarias de Santander (Cazoña). A su muerte dejaba unas 30 religiosas trabajando por la infancia marginada y distribuidas en sus cuatro casas.

Operarias Misioneras en Santander

En la Casa que las Operarias Misioneras tienen en Santander hay una escuela Hogar donde se encuentran niños acogidos con carácter de gratuidad. Igualmente, se alberga en el centro una guardería de ayuda y respiro a las madres necesitadas.


Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.