Nuevo fracaso de los disidentes del PP,: se archiva la querella contra Buruaga.

La estrategia judicial desatada por los militantes del PP que no aceptan el resultado del congreso regional se demuestra fracasada. Tras los rechazos que ya se han producido ahora la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha acordado el archivo de la querella presentada de forma anónima por dos disidentes contra la presidenta del PP María José Sáenz de Buruaga. La Sala de lo civil afirma que los hechos que se presuponen no son delito y por tanto la vía penal debe quedar descartada.

Hace días que unos militantes del PP amparándose en el anonimato, detalle que demuestra la descomposición del grupo disidente,presentaron una querella criminal contra María José Sáenz de Buruaga, María José González Revuelta, y quien presidió el comité organizador del Congreso, Jesusa Sánchez. Buruaga es diputada regional y por tanto aforada, por lo que el tribunal competente para dirimir el caso era la Sala de lo Penal del TSJC.

Los querellantes, ‘anónimos’ para todos, menos para el tribunal, las acusaban de un delito electoral y otro de prevaricación administrativas por las «ilícitas actuaciones y múltiples irregularidades» que se produjeron en el proceso electoral celebrado el pasado mes de marzo, en el que Sáenz de Buruaga fue elegida presidenta del PP cántabro tras obtener cuatro votos más que su rival Ignacio Diego.

El anonimato de los querellantes es una situación anómala y es posible que pronto se sepa su identidad, ya que el procedimiento de querellarse sin dar la cara resulta poco compatible con los usos democráticos, la transparencia transparencia y el derecho ala defensa.