QUE LA FIESTA LA PAGUEN OTROS

0
35

 

Con más del sesenta y cinco por ciento de la deuda de Cataluña en manos del Estado, los políticos nacionalistas catalanes siguen en su “locura” independentista.

En nuestro país se está estableciendo algo así como la política ficción, aunque esa política no se preocupe de lo principal y los ciudadanos tengamos que sufrir permanentemente el “rollo” de Puigdemont y acompañantes.

La independencia de Cataluña es inviable como tal, pero en cualquier caso el Estado debe de empezar a actuar con contundencia legislativa y si es necesario judicial.

No puede salir gratis, la vulneración de las leyes y la división de una sociedad con consecuencias de suma gravedad.

Es decir, los independentistas quieren que su fiesta la paguen otros.