SE IMPUSO EL NO, ES NO

0
48

 

Ayer en las elecciones primarias del Psoe, triunfó el pasado, es decir, el no es no, con mezcla de demagogia y “populismo”, dejando al Psoe aún más dividido.

El cincuenta por ciento de los militantes han optado por lo que Pedro Sánchez dice es un giro a la izquierda, sin preguntarse el fracaso que este tipo de políticas un tanto demagógicas tienen en la sociedad.

El electorado del PSOE es en su mayoría de centro izquierda, según las encuestas y más de un ochenta por ciento se declara católico, por lo que las políticas de Pedro Sánchez salvo cambios sustanciales poco tienen que ver con ellos.

La sensatez del otro cincuenta por ciento de los votantes en las primarias, desde luego se queda huérfano y salvo que Pedro Sánchez, haga un esfuerzo claro de sensibilidad  y generosidad pueden verse abocados a la creación de un autentico partido de centro izquierda, quien sabe incluso refundando Ciudadanos.

En la vida es mucho más difícil construir que destruir y el mensaje radical de Pedro Sánchez no es bueno para España, ni para sus habitantes.

El rencor y la soberbia suelen ser malos consejeros.

Por el bien de España, ojala el PSOE sea capaz de ser una alternativa creíble y con un proyecto realizable.