EL PP tiene dos años para reconstruirse en Cantabria.

0
93
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Santander/ F. Isla.

Definitivamente el PP de Cantabria asume la ruptura. Tanto María José Sáenz de Buruaga, como Ignacio Diego son conscientes que la quiebra entre ambos es irreversible y que es casi imposible la reunificación. Tras los esfuerzos baldíos de Buruaga por evitar la desafección de los dieguistas, la suerte está echada: Nueve de los treces diputados del PP serán primero expedientados y finalmente expulsados del partido. De esa manera el grupo mixto, inexistente en el Parlamento regional, quedará creado y bien nutrido.
Y María José y sus fieles se reparan para la tarea fundamental: reconstruir el PP en Cantabria en el plazo de dos años, el tiempo que resta para las próximas elecciones regionales. Buruaga cuenta el apoyo incondicional de la dirección nacional del PP y con el sostén de la alcaldesa de Santander y del líder de la derecha en Torrelavega. Dos municipios que suponen el 40% de los habitantes de nuestra comunidad. Y, sobre todo, Buruaga tiene a su favor el tiempo: dos años a la intemperie, sin cobertura de las siglas es mucho tiempo-
El primer problema que tendrá que afrontar Ignacio Diego es el de mantener unidos a sus alcaldes y seguidores. Desde el PRC se aprestan a pescar candidatos válidos a base de prestar atención a esos alcaldes insumisos, de manera que ya, sin la disciplina del PP, se acerquen al PRC. La otra amenaza es que esos alcaldes que se verán fuera del PP vean como en los próximos meses el PP recompone sus agrupaciones locales y preparan candidatos más jóvenes, menos gastados y capaces de plantar cara a los “clásicos” alcaldes del PP… y que lo hagan con el plus que otorgan las siglas del PP.
La quiebra dentro del PP parece ya irreparable. El futuro del partido dependerá de la capacidad de Buruaga y su equipo para buscar candidatos en los diferentes municipios y de abrirse, a nivel regional, a la sociedad civil. Buruaga se la juega en la asignatura de abrir el partido, de tener apoyos fuera de la militancia y de presentar realmente una cara nueva, diferente, más abierta, más dialogante y más inteligente.
Dos años es tiempo suficiente para reconstruir el PP y presentarse a los comicios regionales con nuevos bríos y con la capacidad de alcanzar pactos de gobierno si, como parece, no habrá mayoría absoluta. El PP puede llegara a acuerdos con el PRC, una vez removido el obstáculo del enfrentamiento personal de Diego con Revilla, y también con Ciudadanos un partido que está en alza, a pesar de su debilidad en Cantabria.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.