MIRAR HACIA OTRO LADO

0
41

 

Ahora cuando afloran casos de supuestas corrupciones muy graves sucedidas hace años, se puede uno preguntar el porqué pueden suceder estas cosas.

Evidentemente, en primer lugar por la codicia humana y por las ansias de poder, pero luego se deja ver algo que con frecuencia ocurre en los partidos políticos: el mirar hacia otro lado.

Se mira hacia otro lado, cuando se sospecha de que este o aquel cargo o militante, puede no estar haciendo las cosas bien, no se quiere investigar  y en algunos casos se pretende poner “paños calientes”.

Ante las posibles irregularidades o ilegalidades, da la sensación de que los controles no son suficientes.

Por otro lado, la falta de valores y el materialismo extremo, hace el resto y nos lleva a situaciones como las que vivimos en España estos días.

Si a todo esto, le unimos la lentitud de la justicia  y el nulo respeto a la presunción de inocencia, nos podemos ver abocados a situaciones muy lamentables que hacen mucho daño al sistema de convivencia.