La dirección del PP ratificará a Buruaga y desestimará la reclamación de los disidentes.

0
118
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

La dirección del PP ratificará a Buruaga y desestimará la reclamación de los disidentes

Santander / F. Isla.

La crisis desatada en el interior del Partido Popular de Cantabria podría comenzar a decantase la próxima semana. Tras el resultado electoral del Congreo, el grupo que encabeza Ignacio Diego, no ha aceptado el resultado y han comenzado a presentar batalla: el objetivo es lograr que la dirección nacional anule la votación y obligue a una repetición del Congreso. Para lograr ese objetivo un numeroso grupo de militantes se presentó en la sede nacional del PP, en Madrid, con un escrito en el que piden esa anulación y, sobre todo, que se suspenda la nueva dirección que encabeza María José Sáenz de Buruaga.
Según ha podido saber Popular TV la dirección nacional no acepta este planteamiento y apuesta por mantener la dirección elegida, por una mínima diferencia, en el Congreso regional. Para el PP es importante no mostrar debilidad y, sobre todo, saben que en cualquier caso la fractura interna ya es un hecho y que, por tanto, lo mejor es mantener el resultado.
Los dirigentes del PP en la calle Génova, juegan con la baza de que el paso del tiempo ayudará a consolidar la nueva dirección del PP de Cantabria y que, poco a poco, los disidentes regresen a las filas del PP. Cuentan, además, con los elementos esenciales como son la alcaldesa de Santander, el candidato a alcalde en Torrelavega y un grupo potente de concejales y militantes.
Todo indica que el PP no cederá ante la presión del grupo que perdió las elecciones y que no temen que se lleve el asunto a los tribunales. Ese paso supondría una ruptura ya definitiva con la dirección nacional del PP y dejaría a muchos alejados de la posibilidad de obtener cargos en las próximas elecciones.
A Madrid han llegado noticias del enfrentamiento que se produjo en la madrugada tras el congreso, en el pub El Clandestino –muy próximo a la sede del PP- y lo que se quiere es mantener una política de brazos abiertos con quienes quieran integrarse en el nuevo proyecto, pero –pasado un tiempo- cerrar la puerta a quienes se mantengan en la disidencia.
La experiencia sufrida por el PP en la crisis con Juan Hormaechea y la creación de la UPCA, es un tanto a favor de la dirección del PP en Madrid, ya que aquella experiencia demostró que fuera del partido no hay hueco para una a agrupación de centro/derecha.
Lo que piden los integrantes del equipo de Buruaga es que esta tome las riendas del partido y comience a actuar. Es preciso consolidar la victoria y demostrar que el resultado es irreversible. La actual atonía de la nueva dirección parece no gustar a muchos de quienes han apoyado a Buruaga.
El futuro inmediato pasa por la desestimación de la petición presentada en Génova por los disidentes, consolidación de la nueva dirección y esperar a ver si finalmente se presenta una impugnación en los juzgados y quienes la firman.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.