LA DESVERGÜENZA DEL CHAVISMO

0
43

“Fiola Mare” es el nombre de uno de los restaurantes marisquerías más exclusivos de Washington, magníficamente situado, cuenta con amplios salones y terrazas que dan al rio Potomac.

Almorzar en ese restaurante, supone pagar un cuenta con varios ceros, es un local exclusivo.

Mientras en Venezuela la población pasa necesidades de todo tipo, falta de medicinas, harina y elementos básicos para una vida digna; la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, disfrutaba de magníficos mariscos en compañía de su homólogo boliviano Diego Pary, después de una reunión de la OEA, en la que precisamente se aprobó un durísimo comunicado solicitando el respeto a la democracia y a los derechos humanos.

El proceder del “chavismo” siempre es el mismo, aviones privados (Venezuela cuenta con una de las mayores flotas de aviones privados del mundo) lujo a “todo trapo”, compras en Nueva York y Miami y corrupción a raudales.

Es la historia de siempre del comunismo; riqueza para muy pocos y el resto a vivir en la miseria y la desesperanza.

Seguro que Pablo Iglesias y compañía nada tienen que decir a todo esto, porque me da la impresión que ellos practican perfectamente el dicho de “hacer lo que yo digo y no lo que yo hago”.